Domingo, Septiembre 24, 2017

Inigo Errejón, candidato de Podemos a la presidencia de La Comunidad de Madrid, ha tenido que recordar a Cifuentes que las mafias no tienen miembros honrados.

Cristina Cifuentes y los presupuestos del PP son una tomadura de pelo.

Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes, han perdido hace mucho tiempo el norte, la vergüenza y la decencia.

Entre los objetivos del gobierno no está desde luego, solucionar alguno de los problemas graves que ellos han creado al pueblo que les sustenta, alimenta y soporta sus humillaciones.

Por eso el PP ha presentado unos Presupuestos Generales con más impuestos, más multas y más caras, sin renta mínima, manteniendo los recortes en servicios públicos, en pensiones y en justicia y sin partidas para incentivar empleo de calidad.

El INE calcula que la corrupción permitida por Rajoy y sus peperos, entre los que está Cristina Cifuentes, nos cuesta más de 45.000 millones de euros cada año, entonces, si el PSOE y C´s conocen estos datos, ¿por qué cierran los ojos y continúan sustentando al Gobierno de la mafia?

LAS MAFIAS NO TIENEN MIEMBROS HONRADOS

Este 1 de Mayo Cristina Cifuentes, la máxima responsable del partido de la mafia en Madrid, comentó alegremente "El tiempo de los corruptos ha llegado a su fin" y lo dijo con la misma alegría con la que justifica conservar como Diputada autonómica a la hermana de Ignacio González, la que se reunía con él para tratar los asuntos sucios de la familia.

Inigo Errejón, candidato de Podemos a la presidencia de La Comunidad de Madrid, ha tenido que recordar a Cifuentes que "...las mafias no tienen miembros honrados".

Que una Consejera del Canal de Isabel II, que ha permitido el saqueo de la empresa y que siendo Delegada de Gobierno, ordenó a la policía forrar a hostias a los ciudadanos que se manifestaban contra la cascada delictiva pepera que ha arruinado España y que se auto proclame "descubridora de la mafia de Acuamed y del Canal" es un atentado al sentido común y un insulto a la inteligencia de todos los españoles.

Por otro lado, todos los grupos políticos de la Asamblea de Madrid están asistiendo al desmantelamiento de la Sanidad Pública en la región. El PP de Cifuentes continúa haciendo negocio con la salud de los madrileños desviando fondos para la sanidad publica, al enorme negocio de la sanidad privada.

El hospital público de Móstoles es un ejemplo de ello.

El PP saquea lo público, mientras se ríe de los españoles

Estamos comprobando cómo Rajoy continúa usando todos los recursos del Estado para tapar su corrupción, la de sus mafiosos del PP, e incrementar los beneficios económicos de los consejeros parásitos de las empresas del IBEX35.

A algunos mafiosos del PP ya les han trincado, pero han cumplido su ridícula condena y ya están en libertad, otros están siendo investigados, demasiados continúan disfrutando de su impunidad porque sus delitos han prescrito, centenares de delincuentes han sido avisados por el Gobierno y han tenido tiempo suficiente para destruir y tapar los rastros de sus delitos, el resto, los que aún no están marcados, defienden con uñas y dientes la corrupción institucionalizada de su partido, en todo el territorio nacional.

Y lo más grave, es que esta organización tiene a políticos condenados en firme ocupando cargos relevantes, Alfonso Alonso y Javier Maroto. condenados por corrupción urbanística, son dos ejemplos de ello.

Todos ellos, los imputados y condenados, continúan cobrando un jugoso sueldo público todos los meses y está ocurriendo en el país con más desempleo de la UE y mayor deuda pública del mundo.

El Ministro de Justicia Catalá lo sabe, pero le importa "tres pitos" porque él continúa incumpliendo todas y cada una de las obligaciones de su cargo, y ahora quiere eliminar "la acusación popular" para proteger a la mafia del PP, responsable del desastre económico actual.

Imagínense un país donde el encargado de ver indicios de delito en los trapicheos de la mafia, sea el Fiscal Manuel María Moix, nadie del PP hubiese sido detenido jamás.

¿Debemos resignarnos a la miseria eterna porque así lo deseen PP, PSOE y Ciudadanos?

Robar el dinero público de los españoles, incrementar la deuda e impedir investigaciones judiciales, no va a resolver jamas los problemas del país, aunque el Gobierno piense que sí, porque tiene el apoyo de PSOE y Ciudadanos.

Las dos formaciones deberían velar por el bien del futuro de los españoles, en lugar de proteger los intereses y los millones, de los que no necesitan que nadie les proteja.

Las ridículas penas de cárcel a las que se condena a los miembros de la mafia del PP, no son suficientes y les permiten disfrutar de un nivel de vida, que ya quisieran para sí muchas familias desahuciadas y muchísimos parados de larga duración.

Cuando estos mafiosos salen de la cárcel, continúan disfrutando de sus millones estafados y de un altísimo nivel de vida, porque la mafia del PP, sabe premiar a sus capos que callan. Jaume Matas, Camps, Carlos Fabra, Bárcenas, Rodrigo Rato o Miguel Blesa son un ejemplo de esto.

Psoe y Ciudadanos deben comprender, que seguir sustentando a un Gobierno dirigido por un partido político que ha sido declarado organización criminal por la justicia, es una sinrazón que pagaremos todos, incluidos los votantes del PSOE y C´s.

La única solución, es echar de una vez por todas al PP del gobierno y de todas las instituciones públicas.

 

Deje su comentario

Publicar como Invitado

0
Su comentario sera publicado cuando sea revisado y aprobado por el moderador

Personas en esta conversacion

  • Invitado - Raúl Gonzalez Fernandez

    Érase una vez un reino, injusto y coherente con la corrupción era gobernado por partidos corruptos, con sus cúpulas de dirigentes implicados en delitos de corrupción. Utilizaban la mentira como credo, decían medias verdades además de mentiras una y mil veces, hasta que se lo creían y así esperaban que los demás tragáramos.

    Érase que se era un país muy especial, en el que oscuras personas en la judicatura defendía con total determinación ésa impunidad. Impunidad alimentada a lo largo de las décadas por los únicos partidos que llegaron al poder, su fingida verdad contaba mientras tu vida lo constataba, la justicia no existía, puesto que la corrupción cuando alcanza las más altas cimas, defiende únicamente aquello que le beneficia.

    La corrupción galopante Española aparecía en los fallidos medios de comunicación como si fuera un sueño, algo que al público había que mostrar como si fuera irreal y pasajero, aquello de lo que se iba saliendo, mientras millones de personas incrementaban su miseria y la pérdida de derechos.

    Cuentos maravillosos sobre una gran bonanza relataban otras supuestas personas que alababan su apoyada suerte, puesto que su riqueza se basaba en lo que pudieran ganar, mientras morían personas de hambre y por frío. O por no tener dinero para medicamentos, con dolencias crónicas, enriquecimiento a través de dejar familias enteras sin luz ni agua ni comida.

    Como en todos los cuentos, tenía que haber quien hiciera ganancia robando hospitales, mientras dejaban que personas mayores mueran de frío y solas. Para vergüenza de ganancia también la de robar miles de millones en su beneficio, a costa de tener menores pasando hambre y en esta época frío, cada día, en esas clases prefabricadas en las que no dejaríamos en invierno ni en verano ni a nuestro perro, pero éso sí, ahí han estudiado nuestros hijos mientras ganaban dinero con su sufrimiento.

    En esta turbia realidad, aunque de un modo cristalino, podíamos ver todas esas decenas de miles de indigentes si mirábamos, no confundir con inmigrantes refugiados de los que hay aún más, aunque todos estén esperando a la muerte con hambre y frío, solamente porque no pueden hacer otra cosa, casi como los millones de parados de más de 35 años en España, muchos en la miseria.

    En España se seguía percibiendo a la corrupción por la población como algo que afectaba las más altas esferas, de todos los poderes e instituciones y organismos públicos. En España incluso se había conseguido hacer pública la deuda bancaria, generada por la corrupción y diferentes burbujas imaginarias, generadas y pagadas con dinero público.

    Todo lo pagaba el dinero público, sobre todo los abogados y los gastos de condena de la corrupción, mientras entregan post mortem medallas a personas corruptas, rodeadas de imágenes de vírgenes y beatos, concebidos a golpe de talonario y corrupción.

    Todo esto era imposible de lograr si no se cuenta con la ayuda y colaboración en todas y cada una de las instituciones, organismos, gobierno, senado, congreso y fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y cómo no, la oposición, puesto que si las instituciones, organismos y poderes funcionaran, todo lo que ha ocurrido en los últimos 30 o 70 años, jamás hubiera podido pasar, por eso es obvio que hasta ahí llega la corrupción desde entonces.

    de Portugalete, Biscay, Spain
  • Invitado - Qué vergüenza dan

    Y creyeron que las personas no se daban cuenta, ponían muñecos inservibles e inútiles y les llenaban de gracia y legalidad, aunque fueran de plástico y como cosas se les trataba porque eso eran.

    Figuras de muñecos descabezados y faltos de algunos miembros, ni siquiera aparentaban ser válidos para ejercer para lo que los habían creado, ser representantes públicos dignos del más patético corrupto.

    Y así fue como unos muñecos que no valían ni para figurar lograron llegar al poder, en un país gobernado entre bastidores con cuerdas e hilos, convenientes sujeciones que sustentan muñecos que producían muerte y sufrimiento para muchos y dinero para unos pocos.

    Por eso cuando eran presentados como culpables, para que el pueblo les diera escarmiento, tranquilamente quedaban tendidos en el suelo, como muñecos inanimados que son.

    de Santa Cruz, Jamaica
  • Invitado - su monstruosidad, Cristina Cifuentes

    Y la de sangre que tienen algunos en sus manos, el sufrimiento de incontables personas para ellos es algo fútil, nunca les importaron las personas que debían proteger, como corruptos humanos que juraron y prometieron siempre en falso, porque de un modo hipócrita y cínicamente, hacían de todas sus pretenciosas garantías morales y afirmaciones inmodestas, una farsa sátira de todos ellos.

    Por eso utilizaban la ley a su antojo, robando al ciudadano desde su posición de poder, de algún modo debían de proteger su hedionda corruptela, era por esa razón que siempre disponían a su personal de confianza para que protegieran su inhumanidad.

    Personas capaces de mandar a policías rabiosos a pegar ancianos, madres, adolescentes, pegaban profesores, médicos enfermeras, pegaban a trabajadores que habían sido estafados, pegaban a todos aquellos que simplemente pedían justicia y derechos.

    Mandaban de un lado a otro del país a los perros rabiosos, que en unos lugares con pelotas de goma porras y patadas, dejaban personas con lesiones terribles de por vida. En otros lugares mataban personas a patadas y golpes, o les daban con la culata del fusil, también les disparaban nadando o se despellejaban, en los alambres mata personas al saltar las vallas.

    Y cada vez querían ver más sangre y sufrimiento y muerte de personas indefensas. Inhumanos... Aquellos que les pagan el sueldo para ser protegidos, en sus manos morían indefensos, ajusticiados.
    Su monstruosidad presidente, Cristina Cifuentes

    de Canton, WI 54868, USA