Domingo, Septiembre 24, 2017

Rajoy y Fátima Bañez siguen recortando las prestaciones y subsidios a los desempleados de larga duración.

Rajoy acentúa los recortes de prestaciones y subsidios a los desempleados de larga duración.

LOS PARADOS ESPAOLES, DEJARON DE SER UNA PRIORIDAD PARA RAJOY, DESDE QUE FUE MINISTRO DE ECONOMÍA DE AZNAR, ES SOLO CUESTIÓN DE PRIORIDADES

Rajoy y sus corruptos, llevan años trabajado duramente, para rebajar la tasa de cobertura del sistema de protección a los parados.  Rajoy necesita esos millones para cubrir los sobrecostes de obras y los contratos falsos, de sus amiguetes del IBEX35.

La cantidad que el Estado dedica a protección de las familias que han perdido todo a manos de la corrupción generalizada, ha caído 20 puntos respecto al año 2010.

En 2010, el porcentaje de desempleados que podían optar a una ayuda estatal era del 79 %. En Junio de 2017, el porcentaje de parados que han recibido ayuda, se ha reducido hasta el 55,6%.

El Gobierno del PP no ha cesado de cambiar normas y leyes, para endurecer los requisitos a los solicitantes de cualquier tipo de ayuda social. Sin embargo está favoreciendo las condiciones de las subvenciones para la fiesta nacional de los toros, porque es solo una cuestión de prioridades.

Los parados mayores de 45 años, jamás volverán a trabajar en España, palabra de Rajoy

Tras el desmantelamiento del tejido industrial, provocado por las políticas económicas neolibrales del PP, millones de trabajadores han perdido su única posibilidad de tener un plato diario de lentejas que les alimentase.

Los siete años de gobierno Rajoy han traído una sequía intelectual y moral a las instituciones. La falta de ideas y de ganas por arreglar nada, del ejecutivo de Rajoy, ha provocado que el altísimo desempleo, se convierta en un problema estructural.

Lo más grave del asunto, es que durante estos siete años de saqueo de lo público del Gobierno de Rajoy, a ninguno de los peperos se les ha pasado por la cabeza, incentivar la contratación de los mayores de 45 años y menos aún, la de los mayores de 50. Por eso,  a ellos, todavía no les ha llegado la oportunidad que les devuelva a la vida laboral.

11 meses a 420 euros y 13 meses sin cobrar un céntimo

Sólo los parados de larga duración que tengan hijos menores de edad, y lleven un mes sin cobrar nada de nada, tienen derecho a solicitar la mal llamada, Renta Activa de Inserción.

La renta Activa de inserción de 420 euros mensuales, solo se concede durante 11 meses y tras cobrarla, los parados de larga duración están obligados a mantener un periodo de carencia, sin cobrar un céntimo, de 13 meses.

Esto significa que cada dos años, los parados de larga duración podrán vivir sin mendigar ni robar, solo durante 11 meses, eso si les llegan los 420 euros para terminar sin hambre ni cortes de luz el mes.

Además los parados de larga duración con cargas familiares, que participen en el programa Renta Activa de Inserción, tendrán que devolver todas las mensualidades cobradas, si se les olvida sellar.

Una auténtica vergüenza nacional, de la que dicen sentirse orgullos los integrantes de la organización criminal.

El consumo de las familias no se recupera.

La reforma laboral de Rajoy ha convertido en inviable la recuperación económica de las familias, solo ha favorecido a las grandes empresas del IBEX35.

La enorme soberbia de Rajoy y su falta de empatía para con los ciudadanos más desfavorecidos por la crisis, son los mayores impedimentos para que el Gobierno aborde una rectificación, a fondo, de sus nefastas políticas laborales.

Cuatro millones y medio de trabajadores españoles, malviven míseramente, porque aunque hace siete años que Rajoy llegó al poder, el presidente Rajoy y su secuaces del PP, solo se han preocupado de sus negocios personales y de tapar sus mafias y delitos.

Ademas del desprecio del gobierno de España, los desempleados sin protección, deben soportar el maltrato psicológico al que les someten los medios de comunicación subvencionados por Rajoy, cada mes, cada vez que publican, que el ministerio de Fátima Báñez ha firmado tres millones de contratos o más.

Los españoles hemos llegado a ver como algo normal, que el gobierno despilfarre dinero público, en festejos y romerías de la Guardia Civil a Lourdes, en condecorar a vírgenes y santos católicos, en regalar subvenciones públicas a cofradías fachas o subvencionar la fundación del asesino de masas y dictador Francisco Franco, y lo vemos tan normal como que el Gobierno continué recortando las ayudas a  los parados, a los dependientes y a los enfermos crónicos.

Los ciudadanos que votan a una Organización Criminal, conocedores de su condición, no son víctimas, son cómplices.

Deje su comentario

Publicar como Invitado

0
Su comentario sera publicado cuando sea revisado y aprobado por el moderador
  • No se ha encontrado ningun comentario