Domingo, Septiembre 24, 2017

Muchos no se acuerdan del daño que han producido las formaciones que abanderan en liberalismo económico, Ciudadanos es otra de ellas

Ciudadanos crece por la desbandada de los confusos

Parece que los españoles han perdido la esperanza, la cabeza y han tirado la toalla por eso Ciudadanos está creciendo en intención de voto, según la última encuesta de demoscopia, un crecimiento similar al que tuvo el Partido Popular en las pasadas elecciones generales.

Albert Rivera ha aprendido bien la lección y como su antecesor Mariano Rajoy, se presenta a las generales sin programa político o lo que es lo mismo, con el mismo programa político del Partido Popular.

El partido naranja sabe que para asegurar la jubilación de sus dirigentes, tiene que dejar las decisiones políticas y económicas a los empresarios y consejeros de las empresas del IBEX 35.

Ciudadanos defiende con ahinco el futuro de las pensiones y para solucionar el problema, propone que los españoles, desempleados incluidos, se hagan un seguro privado de pensiones.

El discurso anticorrupción de Albert Rivera es exactamente el mismo que el de Pablo Casado, un discurso bonito, pero sin chicha, porque Albert Rivera no conoce aún las directrices que le marcarán los mafiosos y corruptos que pululan por las instituciones.

Rivera se define como un Liberal, defensor a muerte de la implantación del Tratado de Libre Comercio, de la enseñanza privada religiosa y de la privatización de la sanidad.

Muchos-as futuros electores han sido confundidos por el encanto natural, la belleza carnal y juvenil de Inés Arrimadas, que como una "medusa mitológica" hipnotizadora ha "atontado" y atraído hacia las lindes de Ciudadanos, a una gran cantidad de españoles desinteresados por la política o tuertos del ojo izquierdo.

La propaganda de Ciudadanos dice que son un partido de centro, pero a diferencia de Adolfo Suarez, Albert Rivera no posee la caballerosidad política de compartir el gobierno con las nuevas formaciones políticas que quieren cambiar este podrido país y solucionar sus problemas de una vez.

Albert Rivera como "buen niño pijo" que es, sabe que lo más cómodo para gobernar, es pactar sobre temas vanales y no presentar ningún tipo de iniciativa de nada, todo para que los corruptos sigan con sus quehaceres y él y sus coleguis, se aseguren una buena pensión vitalicia.

Ciudadanos es un partido clon del Partido Popular, se ha convertido en la última esperanza de la banca especuladora y de los evasores fiscales,  para que nada cambie y para que solo unos pocos se beneficien de los impuestos de todos.

Deje su comentario

Publicar como Invitado

0
Su comentario sera publicado cuando sea revisado y aprobado por el moderador
  • No se ha encontrado ningun comentario