Domingo, Septiembre 24, 2017

Saenz de Santamaría, la del CNI, anda transtornada desde que se ha enterado del gobierno de coalición Podemos-PSOE

Nuevo Gobierno PSOE-Podemos en Castilla-La Mancha.

García-Page (PSOE) y su homólogo de Podemos, José García Molina, han llegado a un acuerdo de gobierno conjunto, PSOE-Podemos, para gobernar Castilla-La Mancha.

Pedro Sánchez, ha puesto los puntos sobre las íes, en el PSOE castellano-manchego y ha animado a su "barón" más díscolo, Emiliano García-Page, a incluir en el Gobierno de Castilla-La Mancha a Podemos, para así, poder sacar adelante los presupuestos generales de la región.

Muchos caciques y simpatizantes del partido podrido, han sufrido vaídos y brotes graves de disonancia cognitiva, al enterarse de la nueva. 

A Page no le ha quedado otra, que tragar con la propuesta de su secretario general Pedro Sánchez y aceptar la formación del primer Gobierno de Coalición de izquierdas, con Podemos. "Esto son lentejas, si quieres las tomas y si no las dejas" parece que ha entendido por fin, García-Page.

Este nuevo Gobierno regional de coalición de izquierdas, supone un primer paso, para  conseguir el tan ansiado pacto para un gobierno de coalición en España.

El nuevo gobierno PSOE-PODEMOS en Castilla la Mancha

García-Page mantendrá a sus mismos ocho consejeros y Podemos ocupará la vicepresidencia y una consejería.

En el nuevo gobierno entrarán, el Secretario General de Podemos Castilla-La Mancha, José García Molina, con el cargo de vicepresidente y su Jefa de Gabinete, María Díaz, quien será la nueva consejera de Coordinación del Plan de Garantía de Rentas.

Parece que la propuesta que Pablo Iglesias hizo antaño, a Pedro Sanchez, proponiendo un gobierno conjunto, con reparto de ministerios y cargos, ha sido entendida por fín, por el renacido Secretario Genaral del PSOE y ha empezado a dar frutos a nivel autonómico, a modo de ensayo escalable hasta el nivel del Gobierno de España.

Los castellano-manchegos echaron de la poltrona a María Dolores de Cospedal

Castilla-La Mancha, con más de dos millones de habitantes, había sido arrasada por el anterior gobierno pepero de Mª Dolores de Cospedal.

Los recortes sanitarios, educativos y sociales, diseñados por el gobierno de Cospedal, unidos a las privatizaciones de servicios públicos en favor de sus amiguetes y el desinterés  por resolver los graves problemas de los agricultores, ganaderos y parados de larga duración, han aumentado la desigualdad y la miseria en la región.

Para terminar con el ensañamiento citado, en las últimas autonómicas, los maltratados castellano manchegos, eligieron al PSOE, para así poder retirar las zarpas de Cospedal y los suyos, del dinero público.

Pero el nuevo Presidente socialista García-Page, no había podido cambiar nada, porque seguía “maniatado”  por la vigencia de los presupuestos de la vergüenza, aprobados por el anterior gobierno del PP de Cospedal.

La traición del PP de Rajoy y Cospedal a Page

En Castilla-La Mancha, la relación PSOE y Podemos estaba rota, debido al apoyo incondicional de Emiliano García-Page a la anterior secretaria neoliberal del PSOE, Susana Díaz. y porque él era uno de los principales hostigadores de la formación morada.

Ante la pronosticada victoria de la neoliberal Susana Díaz y las continuas declaraciones despectivas de Page, Podemos se distanció del PSOE y la ruptura de negociaciones en Castilla-La Mancha, fue una de las consecuencias, que le impidieron apoyar los presupuestos socialistas para la región.

García-Page pensaba, que una vez mostrada su animadversión hacia Pablo Iglesias y su formación, los peperos y su secretaria general regional, la ministra de Defensa Cospedal, los apoyarían. Sin embargo, García-Page se equivocó y Cospedal decidió votar en contra.

Los susanistas quedaron trastornados,  no entendían, por qué razón, el PP se negaba a aprobar los presupuestos generales en Castilla-La Mancha. Más aun habiendo sido el propio PSOE,  el  verdadero artífice, que había posibilitado en el Congreso,  otro gobierno de la mafia del PP, para otros cuatro años.

El problema del PSOE es Susana Díaz

Sin embargo la sorpresiva victoria de Pedro Sánchez, sobre Susana Díaz, ha animado a Podemos a tender la mano al nuevo PSOE de izquierdas, porque "muerto el perro, se acabó la rabia."

La consecuencia inmediata de la victoria de Pedro Sánchez en Castilla-La Mancha, ha sido el entendimiento  instantáneo entre Podemos y el PSOE, que ha posibilitado la creación del primer gobierno de coalición de izquierdas.

Pablo Iglesias ha aprovechado el nuevo talante de Pedro Sánchez, para reactivar el diálogo entre las dos formaciones en el Congreso, algo que clamaban sus electores.

La prensa subvencionada contra los gobiernos de coalición de izquierda

La prensa subvencionada por el Gobierno de Rajoy, en lugar de hablar del éxito de las necesarias negociaciones PSOE-Podemos, ha resaltado solo, las discrepancias de algunos dirigentes de  la formación morada y del PSOE, sobre el acuerdo de coalición. Lo hacen con el único objetivo de echar más leña al fuego y no publicar más noticias sobre el saqueo generalizado que está permitiendo el Gobierno del Partido Popular.

La prensa subvencionada sabe perfectamente, que en Podemos, no deciden los  dirigentes, si no las bases. Pero prefieren desinformar a sus lectores, siguiendo las directrices del Gobierno, para no poner en peligro su ansiada subvención pública.

La semana que viene, el Consejo Ciudadano Regional de Podemos se reunirá, para convocar la  consulta a la militancia, que se celebrará con toda probabilidad, a finales de este mes.

Y el acuerdo de gobierno entre el PSOE y Podemos, será una realidad cuando lo decidan con su voto, los militantes de la formación morada.

Deje su comentario

Publicar como Invitado

0
Su comentario sera publicado cuando sea revisado y aprobado por el moderador
  • No se ha encontrado ningun comentario