Jueves, Julio 27, 2017

Cristina Cifuentes y Albert Rivera no quieren que nada cámbie

Ciudadanos, de Albert Rivera, no quiere el cambio

Hace apenas dos semanas, los populares corruptos, temblaban ante el temor del cierre de sus fuentes de financiación ilegal y su posible ingreso en prisión. Ahora están más tranquilos al ver el rumbo final que toma el partido Ciudadanos.

Como en la película Titanic, Ciudadanos aparece esta semana como el único flotador al que puede amarrarse el electoralmente hundido Partido Popular. Los corruptos, ahora, están más tranquilos, saben que serán desimputados o excarcelados, mientras siguen prescribiendo muchos de sus  otros delitos.

En la Comunidad Valenciana "el reino de la corrupción" el partido Ciudadanos ha anunciado que no va a apoyar a un alcalde de Compromís que use el idioma valenciano, o defienda los valores sociales y culturales de la región.

En la Comunidad de Madrid, Albert Rivera, está esperando hasta el último minuto para anunciar oficialmente su pacto con el ilegalmente financiado Partido Popular de Cifuentes.

¿Se ha olvidado Albert Rivera de su prometido pacto anticorrupción? ¿Habrá servido para algo los novedosos resultados electorales en los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas de nuestro país?

 

 

Deje su comentario

Publicar como Invitado

0
Su comentario sera publicado cuando sea revisado y aprobado por el moderador

Personas en esta conversacion

  • Invitado - Manolo

    Ciudadanos siempre ha sido un partido de derechas, liberal-conservador, por mucho que se empeñe Rivera en disfrazarse de centrista. Quien viva en Cataluña sabe perfectamente de lo que hablo (han votado casi todas las propuestas junto al PP y han basado su discurso en un único eje anti-nacionalista). La mitad de los candidato de Ciudadanos vienen de viejos partidos, la mayoría del PP, por lo que no es de extrañar que ahora pacten para dar el gobierno de la Com. Madrid al partido corrupto.