Martes, Noviembre 21, 2017

Juan Rosell, presidente de la corrupción y de la Patronal CEOE, un empresario mediocre sin ideas y avido de dinero fácil

La Patronal CEOE  quiere suprimir la Educación y la Sanidad Pública

Juan Rosell, Presidente de la CEOE quiere suprimir la Educación y la Sanidad Pública, para privatizarlas y que sus amiguetes empresarios ganen muchos millones sin arriesgar ni un solo euro de sus bolsillos,  con el beneplácito de Mariano Rajoy.

En una charla a empresarios amiguetes en Madrid proclamó "si la sanidad y la educación estuvieran gestionadas por empresarios se harían mejor las cosas y se sacaría mucho más rendimiento".

El despistado Rosell se olvida de los informes de expertos donde indican el elevado sobrecoste de una sanidad privada frente a la sanidad pública, que perjudicarían enormemente las arcas públicas y a los ciudadanos.

Rosell, el empresario codicioso y subvencionado que se quedó sin ideas tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, tiene ahora la cara dura de considerar a la Administración pública una especie de trofeo para él y así explicó a los asistentes al acto que es la única empresa rentable del país y debe cambiar con una mejor gestión".

En julio del 2014 Rosell explicaba a los asistentes de otro acto de la CEOE que "la clave de por qué se ha disparado el paro hasta el 25% es por la incorporación de la mujer al mundo laboral" y que "un millón de amas de casa se han apuntado al paro para cobrar algún subsidio", frases típicas de un psicópata o algún enfermo falto de empatía.

Un presidente perfecto para una patronal que arropa y eleva hasta lo más alto a empresarios estafadores como el convicto Díaz Ferrán y el mil veces denunciado Arturo Fernández.

¿Es necesario que el Estado subvencione organizaciones pseudoempresariales con palurdos, incompetentes, mediocres o delincuentes?

Deje su comentario

Publicar como Invitado

0
Su comentario sera publicado cuando sea revisado y aprobado por el moderador
  • No se ha encontrado ningun comentario